Un día antes de cerrar el Serial Taurino de Aguascalientes, Arturo Macías viajó a tierras poblanas para la feria de aquella tierra y se metió a la plaza del Relicario para alternar junto con Sergio Flores y André Lagravere, con seis toros de Arturo Gilio.
Tras un toro con pocas opciones en su primero de la tarde, Arturo tuvo más suerte con su segundo, que le dio la oportunidad de dar una faena emocionante que puso a los aficionados al borde del asiento. Macías estuvo fino con el acero para finiquitar una actuación espléndida que le valió que el juez le concediera dos orejas.
Sergio Flores también cortó dos orejas, por lo que, junto con Macías, salió a hombros en Puebla. Esto sirvió para que Macías tenga un plus de confianza y regrese a Aguascalientes con todo para dar el cerrón con broche de oro en la Monumental de Aguascalientes.

¡Participa con tu opinión!