Staff
Agencia Reforma

SOCHI, Rusia.- La victoria 91 del británico Lewis Hamilton deberá espera una semana más.
El Gran Premio de Rusia apuntaba a ser el escenario donde el piloto de Mercedes igualaría la récord de triunfos conseguidos por el alemán Michael Schumacher, sin embargo, una salida de práctica fuera del área designada lo frenó, por lo que tuvo que conformarse con el tercer puesto.
Con penalización de 10 segundos, misma que Hamilton cumplió en su parada en pits, la pista de Sochi quedó libre para que el finlandés Valtteri Bottas liderara la carrera y, sin presiones, pisara a fondo el acelerador para sumar su victoria número 9 y dejar el récord de vuelta de 1’37″030.
Una victoria especial para Bottas, pues fue precisamente en Rusia donde consiguió su primer triunfo en la Fórmula Uno en 2017.
El piloto de Red Bull, Max Verstappen, que aprovechó el error de Hamilton, no pudo mantener el paso de Bottas pese a marcar el mejor tiempo en su parada en boxes, al final aseguró la segunda posición.
La cuarta posición estuvo bien defendida por el mexicano Sergio Pérez ante la insistencia del Renault de Daniel Ricciardo y el Ferrari de Charles Leclerc. Sin contar con actualizaciones en su auto, el tapatío se mantiene dentro del top 5 y continúa sumando puntos para Racing Point.
Los únicos abandonos de la carrera se presentaron durante la primera vuelta, el español Carlos Sainz (McLaren) y el canadiense Lance Stroll (Racing Point) se despidieron rápido de Sochi.
La siguiente parada de la F1 será en Alemania, en Nürburgring, dentro de dos semanas.