El domingo estuvo repleto de corridas de toros en el Viejo Continente, especialmente en España, país que actualmente acoge la mayor parte de estos eventos. En la Plaza de Alicante, España, se vivió una noche doblemente especial, ya que Enrique Ponce continuó con su gira de despedida y se retiró ante una plaza que lo aclamó fervorosamente.
Como resultado, la afición pudo disfrutar de una noche espectacular que consagró a los tres protagonistas con una triple salida a hombros, destacando en la escena internacional de la fiesta brava.
Ponce fue el más aplaudido durante todo el festejo, mostrando su maestría en cada lance y emocionando al público al postrarse de rodillas en el ruedo. Ambas faenas fueron completas, lo que le valió cortar una oreja a cada toro, asegurando así el triunfo y una ovación merecida.
Por otro lado, David Galván también vivió una noche destacada con faenas premiadas con una oreja por toro. Tomás Rufo fue el único en cortar dos orejas, obteniendo una fuerte ovación con su primer toro a pesar de no conseguir trofeo.
De esta manera, los tres matadores salieron a hombros en Alicante, mientras que Ponce recibió un reconocimiento especial por su destacada trayectoria, la cual se aproxima lentamente a su fin en esta gira de despedida.