Agentes de la Policía Federal Ministerial adscritos a la Fiscalía General de la República en Aguascalientes, cumplimentaron tres órdenes de aprehensión giradas en contra de igual número de personas, por su probable responsabilidad en la comisión de un delito contemplado en la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, así como en un delito contra la salud, respectivamente.
Uno de los detenidos fue Julio César, quien tenía vigente una orden de aprehensión por portación de arma de fuego sin licencia, luego de que le fue asegurada una pistola calibre 22.
Mientras que en el municipio de Cosío fue detenido Carlos Alberto, a quien le giraron una orden de aprehensión por el delito de portación de arma de fuego sin licencia, tras asegurarle una pistola calibre 380.
Finalmente, Francisco Javier fue detenido en el poblado de El Soyatal, en cumplimiento a una orden de aprehensión por el delito de contra la salud, en la modalidad de posesión simple de metanfetamina. Le aseguraron 492 gramos de dicha droga.
Todos ellos fueron trasladados al Cereso para Varones de “Aguascalientes”, donde quedaron a disposición de los jueces que los estaban requiriendo.