El anunciado tren de pasajeros que conectará Aguascalientes, Chihuahua y Ciudad Juárez, incluido en el Plan Nacional de Infraestructura de la presidenta electa Claudia Sheinbaum, podría no traer beneficios a la región, señaló Alberto Aldape Barrios, director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial del Estado.
El especialista explicó que el proyecto del tren de pasajeros pretende conectar varias ciudades del Norte con el Bajío, incluyendo Aguascalientes, pero hay escepticismo respecto a los beneficios que este sistema podría aportar a la región. Para que el sistema ferroviario sea verdaderamente beneficioso, debe ser interconectado, de alta velocidad y extremadamente seguro; de lo contrario, su utilidad sería limitada.
Argumentó que la conexión propuesta, si no cuenta con trenes de alta velocidad, no sería competitiva frente a otros medios de transporte, como el autobús, que actualmente es más rápido y económico.
En cuanto a las necesidades reales de infraestructura, Aldape enfatizó la prioridad de mejorar las vías de comunicación terrestre, especialmente las carreteras. Resaltó la necesidad de inversiones en la mejora de la carretera San Luis y otras vialidades que conectan Aguascalientes con el centro del país. Las conexiones viales con Zacatecas, Durango y Saltillo fueron señaladas como áreas prioritarias que requieren atención para impulsar el desarrollo económico y mejorar la seguridad en la región.