El susto de su vida pasó una joven madre de familia que al llegar a su domicilio encontró a su hijo adolescente suspendido, atado con un lazo al cuello y el otro a un objeto fijo, sin embargo, el menor reconoció que todo obedecía a que quería llamar la atención de su progenitora.
Alrededor de las 12:00 horas de ayer, el C-4 Municipal atendió el reporte en el que manifestaban que en un domicilio ubicado sobre la calle Hacienda El Milagro, en el fraccionamiento Haciendas de Aguascalientes un menor de edad había atentado contra su vida, por lo que solicitaban la intervención de los cuerpos de emergencia. De esa manera, elementos del Destacamento Terán Sur y del Grupo de Atención a la Violencia de Género, además de paramédicos de la Coordinación de Municipal de Protección Civil se trasladaron cuanto antes al lugar de los hechos. Al arribar, lograron entrevistarse con la madre del menor, quien dijo llamarse Mónica, de 27 años de edad, refiriendo que al ingresar observó a su hijo suspendido, por lo que lo desató como pudo.
Finalmente, paramédicos descartaron que el menor presentara lesiones, por lo que no fue necesario su traslado a algún hospital, quedando bajo el resguardo de su madre.