Un veloz motociclista tuvo que ser auxiliado por elementos de seguridad pública, luego de que sufriera una aparatosa caída en la cual por fortuna no tuvo que ser trasladado a ningún nosocomio al presentar golpes que no ponen en riesgo su vida. Los hechos, se registraron en las inmediaciones del Complejo Tres Centurias.
Alrededor de las 14:00 horas de ayer, cuando los oficiales de la Policía Estatal al realizar sus labores de vigilancia, observaron que se encontraba un joven tirado en la cinta asfáltica y a escasos metros de él, una motocicleta Honda en color roja y con caja trasera. Al detener su marcha para indagar lo acontecido, los uniformados fueron informados por Omar, de 18 años, mismo que informó que en determinado momento perdió el control del manubrio, lo que provocó que cayera al suelo, presentando dolor en las extremidades sin que se observara lesión. Sin embargo, para descartar riesgos mayores los policías solicitaron la intervención de los paramédicos, quienes al llegar y valorar al motociclista determinaron que no ameritaba traslado.
Finalmente y tras recuperarse del susto y del dolor, Omar pudo ir a su casa, ahora con mayor precaución.