Tremendo susto

Los policías preventivos de Cosío y de la Policía Estatal evitaron que una mujer fuera víctima de una extorsión telefónica, luego de que le hicieron creer que un grupo de la delincuencia organizada la tenía vigilada y si no depositaba 25 mil pesos iban a matar a todos sus familiares.
A través del número de emergencias 911, se logró conocer que una empleada de una tienda de conveniencia que se ubica en la carretera federal No. 45 Norte, a la altura del municipio de Cosío, estaba siendo víctima de una extorsión telefónica.
Hasta el lugar de los hechos acudieron policías preventivos de Cosío y de la Policía Cibernética, quienes se entrevistaron con la afectada, la cual estaba recibiendo llamadas y mensajes de audio a través de Whastapp, en las que un sujeto le decía ser integrante de un grupo delictivo.
Asimismo, le avisaba que conocía su lugar de trabajo y su domicilio, además de que tenía vigilada a toda su familia, por lo que si no depositaba 25 mil pesos, iba a dar la orden de que mataran a todos sus familiares.
La asustada mujer manifestó que debido a que no contaba con esa cantidad de dinero, decidió reportar lo ocurrido a los servicios de emergencia.
Una vez que se confirmó que se trataba de una extorsión telefónica, se le asesoró para que ya no respondiera las llamadas y bloqueara el número desde el cual la estaban amenazando.