Las personas que se encuentran privadas de su libertad (PPL) merecen ser tratadas con respeto a sus derechos humanos, para de esa forma lograr una plena reinserción social, trabajo que se hace de manera coordinada con los gobiernos estatales y las comisiones de Derechos Humanos en el país.

Ese fue el tema principal que se trató ayer durante la XXIII Asamblea de la Conferencia Nacional del Sistema Penitenciario que tuvo como anfitrión al gobernador Martín Orozco Sandoval, en donde el acuerdo fue compartir entre las entidades federativas, las mejores prácticas para prevenir la delincuencia en México, así como lograr el trato digno a quienes se encuentran recluidos en algún centro penitenciario.

Rosa Icela Rodríguez Velázquez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, expresó que la base de los sistemas penitenciarios del país se debe sustentar en la garantía de los derechos humanos, por lo que instó a unir las voluntades en un sentido de federalismo, además, reconoció la labor de los estados en dicho propósito nacional.

Destacó el trabajo que se ha hecho en Aguascalientes de la mano con instancias federales siempre a favor de mejorar las condiciones de seguridad dentro y fuera de los centros penitenciarios.

Durante el encuentro en el que estuvieron representantes de las áreas de Reinserción Social de todo el país, resaltó que durante este tiempo de pandemia, se ha tenido que hacer un mayor esfuerzo en todos los estados del país, para mantener las condiciones de salud, para lo cual se ha pugnado por acercar la vacuna contra el COVID-19 a todos los que por alguna causa están privados de su libertad.

Al iniciar esta reunión, José Ángel Ávila Pérez, titular de Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, resaltó que los trabajos que se tuvieron en la Asamblea de ayer, se derivaron de reuniones regionales que se hicieron antes, por lo que de los acuerdos establecidos se tendrán que replicar las buenas prácticas en los sistemas penitenciarios de México, a fin de unificar la estrategia a favor de la construcción de la paz.

Mientras tanto, el gobernador Martín Orozco subrayó el esfuerzo que se hace diariamente para mejorar la seguridad en Aguascalientes, lo que se ha hecho con la implementación de tecnologías para la detección y prevención del delito, así como las acciones que se llevan a cabo de manera interna en los centros penitenciarios para propiciar una reinserción social digna.

Además, resaltó la necesidad de emprender esfuerzos compartidos entre los tres niveles de Gobierno para prevenir los delitos desde el origen, es decir desde el seno familiar, y de esta manera generar mecanismos encaminados a la construcción de la paz y tranquilidad social.