Ya se encuentran recluidos en el Cereso para Varones “Aguascalientes” dos de los integrantes de la delincuencia organizada detenidos y que el pasado lunes por la madrugada se enfrentaron a balazos con policías preventivos.
Se trata de quienes fueron identificados como Jaime I. R., de 31 años y su sobrino Brandon Emmanuel Z. I., de 25 años. Un tercer involucrado, de nombre Antonio del Refugio Z. I., de 22 años, se encuentra internado en el Hospital Hidalgo, tras ser herido a balazos durante el enfrentamiento.
Bajo un fuerte dispositivo de seguridad, el miércoles por la mañana fueron trasladados por agentes del Grupo de Mandamientos Judiciales de la PDI a los Juzgados de Control, para la audiencia inicial.
El agente del Ministerio Público de la FGE les imputó los cargos por los delitos de tentativa de homicidio y daño en las cosas doloso. Durante la audiencia inicial ante un Juez de Control y Juicio Oral Penal del Primer Partido Judicial con sede en Aguascalientes, los sospechosos se acogieron a la ampliación del término, por lo que será hasta el próximo lunes cuando se reanude la audiencia y se determine su situación jurídica.
Mientras tanto, el Juez de Control les impuso la medida cautelar de prisión preventiva.
El pasado lunes a las 01:25 horas, los tres sospechosos atacaron a balazos a un policía preventivo del Destacamento “Centro” de la SSPM, a cargo de la patrulla 0406-B2 y lo hirieron de un balazo en sedal en la cabeza.
Los hechos ocurrieron en la calle Libertad y esquina con la calle Allende, en la Zona Centro, hasta donde llegaron policías de investigación del Grupo Homicidios.
Posteriormente, en avenida Gabriela Mistral, en el fraccionamiento Santa Anita, sostuvieron un enfrentamiento a balazos con policías preventivos del Grupo de Operaciones Especiales y policías viales, durante el cual resultó herido Antonio del Refugio, quien fue detenido al igual que sus otros dos cómplices.
Hasta la escena de la balacera arribaron agentes del Grupo Anti-Secuestros de la PDI para hacerse cargo de la investigación, ya que los tres sospechosos resultaron ser integrantes del CDS.