Luego del asesinato de un joven universitario ocurrido el pasado domingo por la madrugada, en la colonia Cumbres, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes reforzó la vigilancia en el sector oriente de la ciudad, a fin de disminuir hechos delictivos.

En los últimos días se llevaron a cabo operativos disuasivos por parte de agentes del Grupo de Operaciones Especiales y el Grupo Canino K-9 de la SSPM de Aguascalientes, quienes realizaron patrullajes en varias de las colonias que son catalogadas como “puntos rojos”.

Durante este despliegue policial, se revisaron tanto a personas como a vehículos sospechosos.

Con este tipo de operativos especiales, se pretenden reducir los robos con violencia tipo “tumbador” y asaltos a comercios, que en las últimas semanas se han incrementado de manera alarmante en varias colonias del oriente de la ciudad.