Rubén Torres Cruz
El Heraldo

La quema de vehículos, camiones y establecimientos comerciales a manos de integrantes de la delincuencia organizada que operan en Jalisco y Guanajuato, han generado temor entre transportistas que tengan la necesidad de cruzar por entidades situadas en la zona occidente y del bajío. El presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, Roberto Díaz Ruiz, consideró que es necesario que las estrategias de seguridad en aquellas partes del país sean perfeccionadas.
El líder de los transportistas señaló que escenarios como los registrados recientemente en los estados antes referidos ponen en alerta a los trabajadores del volante quienes están expuestos a que sin deberla ni temerla, sean interceptados por los delincuentes.
Lamentó que lo anterior esté generando estragos en la movilidad de mercancías, al ser inevitable el dejar de transitar por ciertas zonas del país. Agregó que la delincuencia no solamente está operando en ciertos tramos carreteros de la República, sino que incluso en la periferia, donde cualquier persona puede verse afectada.
El presidente de Canacar dijo que dentro de los trabajos que sostienen con autoridades encargadas de la seguridad, han pedido que las estrategias para contener la inseguridad no se vean detenidas, esperando que la estabilidad social no resulte mayormente afectada.
Finalmente, indicó que las instrucciones para los operadores, son en el sentido que ante cualquier hecho delictivo y con la finalidad de no comprometer su integridad, eviten poner resistencia.
“Por fortuna esos hechos sólo dejaron pérdidas económicas y no humanas, aunque desde luego el ánimo de las personas que lo vivieron es de temor, de incertidumbre. Nosotros como transportistas también hemos padecido la inseguridad, que esperemos no siga aumentando y que por el contrario sea abatida”, concluyó.