Un día sin automóvil evitaría la emisión de alrededor de dos mil toneladas de CO2, en el estado, con un padrón vehicular que es de 646 mil unidades. El consumo de un litro de gasolina genera 2.37 kilos de dióxido de carbono.
Los principales contaminantes que emiten los vehículos y que definen la calidad del aire son:
Monóxido de carbono, Ozono, Óxido de azufre, Óxido nitroso y otras partículas.
Algunos vehículos son responsables del 25 % de las emisiones de dióxido de carbono (CO2), del 87 % de las de Monóxido de carbono (CO) y del 66 % de las de Óxidos de nitrógeno (NOx).
Esta contaminación, además de contribuir al calentamiento global, provoca problemas en la salud de los habitantes.
Ayer, en el marco del Día Mundial Sin Automóvil, el titular de la SSMAA, Julio Medina Delgado señaló que esta celebración fue implementada en 1974 por diversos gobiernos europeos quienes buscaban una solución ante la crisis energética que sufrían.
Hasta 1999 que se oficializó la celebración con una campaña denominada “La ciudad sin mi auto”, con el objetivo de concientizar a la ciudadanía y a los responsables políticos, para comprobar los beneficios ambientales de ciudades con menos vehículos particulares.
En Aguascalientes se han aplicado políticas públicas encaminadas a la educación y formación ambiental de la población, fomentándose el uso del transporte público y la bicicleta, como una medida ambientalmente responsable y que además favorece a la economía de las familias.
El funcionario estatal señaló que el impulso de transportes alternos es una necesidad, ya que mediante el uso de los mismos se recuperan espacios públicos, se disminuye la contaminación sustancialmente, se mejora en la salud de los habitantes y se desarrolla una infraestructura que logre integrar al ciudadano con el entorno.
Asimismo, refirió que la dependencia a su cargo promueve uno de los proyectos más importantes en cuestión de movilidad como lo es el de Flujo Continuo, el cual permite llegar en un tiempo más corto a los destinos, beneficiando a la calidad del aire y a la población.