Un trailero fue detenido por agentes de la SSPM de Aguascalientes en calles de la colonia Luis Ortega Douglas, mientras transportaba en un tráiler a 21 migrantes indocumentados originarios de Honduras y Guatemala, con la intención de trasladarlos a Ciudad Juárez, Chihuahua, para posteriormente cruzarlos hacia los Estados Unidos.
El sospechoso y una mujer que lo acompañaba ya se encuentran bajo investigación por parte de agentes federales en el edificio de la Fiscalía General de la República en Aguascalientes.
Aproximadamente a las 23:00 horas del pasado martes, se recibió una denuncia anónima en el C4 Municipal informando que un tráiler, color blanco, estaba estacionado en una calle de la colonia Luis Ortega Douglas, aparentemente transportando migrantes indocumentados.
Policías preventivos del Destacamento “Terán Norte” y agentes del Grupo de Operaciones Especiales de la SSPM se trasladaron al lugar señalado. Tras mantener vigilancia por algunos minutos, observaron un tráiler marca Freightliner, modelo 1988, color blanco y con placas de circulación del SPF, estacionado.
A bordo del vehículo se encontraba el chofer, identificado como Álvaro, de 41 años, y una mujer que lo acompañaba, llamada Erika, de 35 años. Al notar la presencia de las patrullas, el chofer intentó alejarse, pero varias unidades policiacas le cerraron el paso y lo obligaron a detenerse.
Mientras los oficiales realizaban una inspección al vehículo, escucharon el llanto de un bebé que provenía de la caja, lo que les llamó la atención. Entonces pidieron que abrieran el remolque para verificar la carga.
Al abrir la puerta de la caja, descubrieron que en el interior había 21 personas, entre ellas dos bebés, todas ellas originarias de Centroamérica y que se encontraban ilegalmente en territorio mexicano.
En total, fueron asegurados 21 migrantes originarios de Honduras y Guatemala: 9 hombres, 10 mujeres y dos bebés, quienes quedaron bajo custodia de agentes del Instituto Nacional de Migración (INM).
Mientras tanto, la pareja fue detenida y trasladada a la Fiscalía General de la República en Aguascalientes, donde quedó a disposición del agente del Ministerio Público Federal y sujeta a investigación por parte de agentes de la Policía Federal Ministerial.