CDMX.- Cada canción tiene detrás una historia, un sentimiento, un recuerdo o algún otro motivo de inspiración.
En el caso de Dolor sin Fin, el nuevo sencillo de Camila Sodi, existen un desamor, una catarsis y la referencia a una venerada película.
“A principios de año, me rompieron el corazón bastante duro, tenía una partitura, escribí. Hice esta canción”, platicó Camila, en enlace telefónico.
La actriz y modelo colaboró con Ulises Lozano, tecladista de Kinky y productor musical, para confeccionar el tema que estrenó el viernes en plataformas musicales y que será el primero de un álbum que planea lanzar el próximo año.
Y aunque declinó revelar el nombre de quién la inspiró para transportar a texto y melodía su decepción amorosa, sí compartió cómo se siente ahora al respecto.
“Es un hecho que ha cambiado la perspectiva, ya cuando empiezas a desarrollar un proyecto no necesariamente es con ese alguien. Sí, empezó por alguien, pero ya el fin es otro. Es más la emoción, la expresión del dolor… es súper satisfactorio usar el arte como catarsis, como medio de expresión”, reflexionó.
“Tiene muchísimo que ver porque es la sensación de tratar de recordar a alguien, de tratar a alguien, y cuando intentas recordarlo de alguna manera, se te borra y te llegan los recuerdos que necesitas o cuando los necesitas”, indicó. (Juan Carlos García/Agencia Reforma)