Tiene el SAT de cabeza a los trabajadores con el trámite de la Constancia de Situación Fiscal dado que tienen como fecha límite el 30 de junio o de lo contrario podrían no recibir su salario, además de que las empresas pueden ser objeto de multas por tal incumplimiento. Así lo señaló Pamela Cuevas Mendoza, abogada fiscalista estratégica de MEMAC.

La especialista comentó que a últimas fechas se han visto filas inmensas en el SAT por parte de trabajadores que acuden a tramitar su Constancia de Situación Fiscal dado que a partir del 1º de julio entra en vigor el nuevo Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) en su versión 4.0.

Detalló que la particularidad de este nuevo CFDI es que pide a las empresas hacer un complemento de pago del ingreso de nómina del trabajador, el cual debe cumplir con cuatro requisitos: el nombre del trabajador, el RFC, el régimen fiscal y el domicilio fiscal con su Código Postal.

Reconoció que la información de cada trabajador ha estado muy segregada y la realidad es que la Constancia de Situación Fiscal es el documento idóneo que da todos los datos. Sin embargo, éstos están precargados en un sistema y para ello, se puede entrar al portal del SAT para consultar y descargar tal documento o bien mediante el SAT Móvil o la aplicación SAT ID.

Cuevas Mendoza estableció que muchas empresas les dicen a sus trabajadores que no les van a pagar si no les dan tal constancia y aunque el salario está protegido por la Ley Laboral, los patrones también son obligados por el SAT a emitir el nuevo CFDI a partir del 1º de julio.

“Sólo se ocupa el RFC del trabajador y su contraseña. Con eso se puede conseguir esta información, pero no tenemos ninguna de esas herramientas, desafortunadamente sí tenemos que ir a hacer fila al SAT”.

De acuerdo con el Código Fiscal de la Federación las multas a las empresas por emitir el CFDI con errores o no emitirlo de la forma correcta van desde los 8 mil hasta los 16 mil o 17 mil pesos por cada trabajador.

¡Participa con tu opinión!