Abel Barajas 
Agencia Reforma

CDMX.- Tomás Zerón de Lucio, ex jefe de la Agencia Federal de Investigación (AIC), presentó un amparo contra la orden de aprehensión librada en su contra por la presunta alteración y ocultamiento de las evidencias en el caso Iguala.

La demanda del ex mando de la Fiscalía General de la República (FGR) fue turnada a Samuel Sánchez Sánchez, Juez Octavo de Distrito en Amparo y Juicios Federales del Estado de México.

Según los acuerdos judiciales publicados, Zerón pidió la protección de la justicia contra los órganos jurisdiccionales de Guerrero, dado que el Juzgado Noveno de Distrito en esa entidad es precisamente el responsable de una causa penal sobre este asunto.

El juez Sánchez fijó un plazo de cinco días para que la defensa aclare el domicilio del ex funcionario, ya que fueron indicados dos lugares, uno en Metepec, Estado de México, y otro en Cuajimalpa, en la Ciudad de México.

También se le hizo una prevención a los abogados para que en ese plazo presenten a través del sistema de juicio en línea el certificado digital de firma electrónica sobre el poder notarial que les extendió Zerón para representarlo legalmente.

El juzgador advirtió que, en caso de incumplir con lo anterior, no dará trámite al amparo y tendrá por no presentada la demanda.

El 10 marzo pasado, jueces federales ordenaron las aprehensiones de funcionarios y ex servidores públicos de la FGR por diversos delitos cometidos en la investigación del paradero de los 43 normalistas de Ayotzinapa, secuestrados y desaparecidos en su mayoría la noche del 26 de septiembre de 2014.

Las supuestas conductas delictivas van desde delitos contra la administración de la justicia y el abuso de autoridad hasta la tortura.

La imputación contra Zerón está relacionada con la diligencia del 28 de octubre de 2014 en el Río San Juan, de Cocula, Guerrero, a donde fue traslado Agustín García “El Chereje”, supuesto sicario de Guerreros Unidos, presuntamente sin un abogado y sin orden ministerial. En esa diligencia, se hizo el hallazgo de una bolsa con restos humanos.

Por las aparentes ilicitudes en esta indagatoria, han sido detenidos Ezequiel Peña Cerda, director de área de la AIC; el ex agente de la Policía Federal Ministerial, Isidro Junco Barajas, y el marino Ariel Agustín Castillo.

También se libró una orden de captura contra Carlos Gómez Arrieta, ex mando de la PFM y luego subsecretario de Seguridad Pública de Michoacán, quien permanece prófugo de la justicia.