Sergio Cuevas Ávila
El Heraldo

La infección por COVID-19 ocasiona un riesgo muy elevado de desarrollar trastornos psiquiátricos o neurológicos en los seis meses posteriores a contraer la infección, según se desprende de recientes estudios de investigadores de la Universidad de Stanford publicados en la revista Nature, destacó Carolina Bernal López, integrante de la Asociación de Gerontología y Geriatría de Aguascalientes.
Señaló que el virus SARS-COV-2 que causa el COVID-19, puede ocasionar alteraciones a nivel cerebral, esto por la tormenta de citocinas que provoca, desencadenando inflamación y neurotoxicidad, además de que también puede alterar la circulación cerebral y ocasionar trombosis, mecanismos que explican los cambios a nivel cerebral.
Estableció que aún queda mucho por saber, pero los investigadores observan cada vez más pruebas de que los problemas neurológicos de gran alcance persisten mucho después de que desaparece la infección inicial por COVID-19. Bernal López comentó que continúan las investigaciones para conocer las repercusiones neurológicas y evaluar tales efectos a corto y largo plazo.

ALGUNOS TRASTORNOS REPORTADOS:
· Hemorragia intracraneal
· Evento vascular isquémico
· Parkinsonismo
· Síndrome de Guillain-Barré
· Neuropatías sensitivas y motoras
· Enfermedad neuromuscular
· Encefalitis
· Ansiedad e insomnio
· Delirium, trastornos psicóticos y anímicos

“Se sospecha que las repercusiones a largo plazo también podrían incluir un mayor riesgo de padecer enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia…” Carolina Bernal, Geriatra