Con su vida, pagó un joven su imprudencia de conducir a velocidad inmoderada y en estado de ebriedad, al volcarse su vehículo en las inmediaciones del fraccionamiento Casa Blanca.
Alcanzó a ser trasladado a un nosocomio para recibir atención médica, pero, poco después, dejó de existir debido a las graves lesiones que presentaba.
El ahora occiso respondía al nombre de Luis Humberto y contaba con 30 años de edad.
El percance se registró a las 08:00 horas, en la avenida Aguascalientes, a la altura del fraccionamiento Casa Blanca, lugar hasta donde arribaron los elementos de Vialidad del municipio de Aguascalientes.
El joven conducía un vehículo Volkswagen sedán, en color rojo, y lo hacía sobre la avenida Aguascalientes a velocidad inmoderada y bajo los influjos de bebidas embriagantes.
Al llegar a la altura del fraccionamiento Casa Blanca, perdió el control del volante y chocó contra dos árboles del camellón central, para después volcarse y terminar con su vehículo con las llantas apuntando al cielo.
Debido a que Luis Humberto no llevaba puesto el cinturón de seguridad, salió eyectado del vehículo y sufrió graves lesiones que acabaron con su existencia. De estos hechos, tomó conocimiento el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado.