Un menor de edad falleció de manera trágica, al caer accidentalmente a una pileta con agua que se encontraba en su domicilio. Todavía con vida, fue trasladado a un nosocomio a recibir atención médica, aunque lamentablemente minutos después dejó de existir.
Los hechos se registraron ayer a las 13:00 horas, en un domicilio ubicado en la calle Adobe, en la comunidad de Los Arellano, en el municipio de Aguascalientes.
El menor fallecido de apenas un año y seis meses de edad, cayó de manera accidental a una pileta con agua de unos 70 centímetros de profundidad. Cuando su padre se percató de lo ocurrido, de inmediato lo sacó y a bordo de una camioneta Ford pick up, en color rojo, procedió a trasladarlo a recibir atención médica.
En el camino se encontró con unos elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Aguascalientes, quienes se percataron que los signos vitales del menor estaban muy bajos, por lo que le abrieron paso a la camioneta Ford pick up hacia el hospital Tercer Milenio.
El traslado se hizo en un tiempo de apenas 5 minutos, pero poco antes de llegar y presumiblemente por el nerviosismo y la desesperación, se apagó el motor de la camioneta y el papá del niño ya no pudo ponerla en marcha nuevamente. Al percatarse de lo anterior los uniformados, decidieron ellos continuar el traslado en la radiopatrulla. Lamentablemente, minutos después de que fue recibido por los médicos y procedieron a brindar los primeros auxilios, se confirmó que ya había dejado de existir.
Más tarde se presentó a dicho nosocomio para realizar las diligencias correspondientes, el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado y el personal de la Dirección de Investigación Pericial.