Una espantosa muerte sufrió un joven que al estar realizando un trabajo en un domicilio del municipio de Calvillo, repentinamente se quebró un disco de asbesto de una pulidora que estaba utilizando y uno de los fragmentos se le incrustó en el abdomen.
Quien murió de manera trágica fue un joven identificado como Juan Carlos, quien contaba con 25 años.
El accidente laboral se registró el pasado jueves alrededor de las 17:45 horas, en un domicilio ubicado en la calle Álvaro Obregón, en la colonia Adolfo López Mateos, en el municipio de Calvillo.
Hasta ese lugar se trasladaron policías estatales y policías preventivos de Calvillo, además de la ambulancia ECO-339 del ISSEA, luego que se recibió un reporte sobre un accidente de trabajo en el cual una persona del sexo masculino se encontraba inconsciente.
Al hacer su arribo encontraron tirado en el suelo y sobre un impresionante charco de sangre al joven Juan Carlos, quien tras ser valorado por los paramédicos del ISSEA se percataron que ya había fallecido.
Se informó que minutos antes la víctima se encontraba realizando un trabajo con una pulidora, cuando repentinamente se quebró el disco de asbesto y un fragmento lo impactó en el tórax, provocándole una impresionante herida.
Al lugar de los hechos acudieron a realizar el levantamiento del cadáver el personal de la Dirección de Servicios Periciales, el agente del Ministerio Público de Hospitales y agentes del Grupo Homicidios de la PDI.
La necropsia reveló que la muerte de Juan Carlos fue por un traumatismo torácico profundo con laceración cardiaca.