Una lamentable tragedia fue la que vivió una joven familia, luego que ayer por la mañana encontraron a su hijo recién nacido inconsciente.
De inmediato sus padres lo trasladaron al Destacamento “Insurgentes” de la SSPM para solicitar ayuda, aunque cuando llegó una ambulancia de Cruz Roja y los socorristas se dieron a la tarea de valorar al pequeñito, confirmó que ya había muerto.
Los hechos se registraron durante la mañana del viernes, cuando policías preventivos que se encontraban comisionados a la seguridad del Destacamento “Insurgentes” de la SSPM, que se ubica en la calle Julián Medina y esquina con la avenida De los Maestros, en la colonia Insurgentes, observaron el arribo de un hombre y una mujer que pedían ayuda de manera desesperada.
La mujer pedía que llamaran al médico de guardia, ya que requería que atendiera de inmediato a su hijo, un bebé de apenas 3 meses de nacido, debido a que se encontraba inconsciente y no respiraba.
El doctor procedió a examinar al menor y se percató que ya había fallecido, aunque se solicitó la presencia de una ambulancia de Cruz Roja.
Momentos después llegaron los socorristas quienes, al momento de valorar al niño, confirmaron que había sufrido una muerte de cuna.
La mamá del menor comentó que la noche del jueves su hijo se quedó dormido y durante toda la madrugada no detectó nada extraño. Sin embargo, el viernes por la mañana al despertarse, se percató que el niño estaba inconsciente y no respiraba, por lo que de inmediato se dirigió al Destacamento “Insurgentes” de la SSPM para pedir ayuda.
Al lugar de los hechos se presentó personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales de la FGE, quien al confirmar que la muerte del bebé fue por causas naturales, dispuso que la misma familia se hiciera cargo de los trámites funerarios.