Debido a que presuntamente iba jugando “carreritas”, el conductor de un vehículo perdió el control del volante y, tras subirse a un camellón central, se estrelló contra un árbol. Debido a que no llevaba puesto el cinturón de seguridad, salió eyectado y terminó a varios metros de distancia, perdiendo la vida de manera casi instantánea.
El ahora occiso respondía al nombre de Édgar y contaba con 35 años de edad.
El accidente se registró a las 14:45 horas sobre la carretera federal número 45 Sur y casi entronque con el libramiento al municipio de Calvillo.
Acudieron a prestar auxilio los paramédicos del helicóptero Halcón Uno de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Aguascalientes, encabezados por el doctor Eduardo Álvarez Bravo, quienes confirmaron que Édgar ya no presentaba signos de vida.
Su cuerpo quedó tirado sobre el camellón central, a pocos metros de su vehículo en color azul, el cual estaba completamente destruido.
De acuerdo con la versión de testigos, el ahora occiso, quien aparentemente se encontraba bajo los influjos de bebidas embriagantes, iba jugando “carreritas” con el conductor de otro vehículo cuando perdió el control del volante y ocurrió el percance.
Al lugar de los hechos, se presentaron el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado y personal de la Dirección de Investigación Pericial.

¡Participa con tu opinión!