José de Jesús López de Lara

Un tráiler que dio vuelta en “U” en un retorno y sin precaución en la carretera federal No. 45 Norte, a la altura del poblado de Margaritas en el municipio de Jesús María, provocó una tragedia que dejó tres muertos y dos niños heridos.
Y es que al invadir los carriles de circulación, provocó que otro tráiler tipo plataforma impactara brutalmente una camioneta Chevrolet Blazer, en la cual viajaban todas las víctimas.
Un tercer tráiler al tratar de evitar colisionar con la camioneta, invadió los carriles de circulación contrarios e impactó un coche Nissan Sentra, al cual se llevó arrastrando varios metros. Milagrosamente, el conductor y su hija resultaron ilesos.
Los trágicos hechos se registraron el viernes a las 12:08 horas, en la carretera federal No. 45 Norte, a la altura del kilómetro 14+800, en el poblado de Margaritas, Jesús María.
Hasta ese lugar llegaron policías estatales, policías preventivos de Jesús María y San Francisco de los Romo, agentes de la Guardia Nacional, personal de Protección Civil de San Francisco de los Romo, ambulancias del ISSEA y Cruz Roja, así como Bomberos Estatales.
Al hacer su arribo, encontraron los cadáveres de dos mujeres tiradas sobre la cinta asfáltica, en los carriles de circulación de norte a sur. A varios metros de distancia se ubicó una camioneta Chevrolet Blazer, color gris, con placas de Zacatecas, donde viajaban las víctimas mortales y en cuyo interior estaban tres personas heridas, siendo ellas otra mujer que era la conductora; así como una niña de 7 años y un niño de un año.
Debido a que la conductora estaba prensada, los Bomberos Estatales y rescatistas de Cruz Roja, se dieron a la tarea de liberarla, para lo cual utilizaron el equipo hidráulico. Sin embargo, durante las labores de rescate, también murió la mujer.
Los dos niños lesionados fueron trasladados en la ambulancia ECO-333 del ISSEA a recibir atención médica al HGZ No. 3 del IMSS en Jesús María, donde se reportó como crítico el estado de salud de la pequeñita de 7 años.
Fuera de la cinta asfáltica, dentro de un terreno agrícola, se ubicó un tráiler color guinda, con doble semi-remolque tipo plataforma, con placas de circulación del SPF, que quedó completamente destrozado. A pesar de ello, el chofer resultó ileso y se dio a la fuga.
Se estableció que todo se originó cuando otro tráiler con doble semi-remolque que circulaba por la carretera federal No. 45 Norte en dirección de norte a sur, intentó realizar una maniobra de vuelta en “U” en el retorno que se ubica a la altura de la empresa Pavmaq. Sin embargo, el operador lo hizo sin precaución y se atravesó al paso del tráiler color guinda, que se desplazaba de sur a norte.
En un intento por evitar chocar contra las cajas, el chofer hizo una maniobra hacia su izquierda, pero invadió los carriles de circulación de norte a sur por donde se desplazaba la camioneta Chevrolet Blazer, la cual impactó brutalmente, provocando que dos mujeres salieran expulsadas y murieran de manera instantánea.
Ya sin ningún control, el tráiler terminó dentro de un terreno agrícola a más de 100 metros de distancia de la cinta asfáltica. En ese momento, circulaba en los mismos carriles de circulación de norte a sur otro tráiler Kenworth, color rojo, con placas de circulación del SPF, cuyo operador al intentar no colisionar contra la camioneta Chevrolet Blazer, trató de esquivarla e hizo una maniobra hacia su izquierda, invadiendo los carriles de circulación de sur-norte, por donde circulaba un coche Nissan Sentra, modelo 1993, color negro, con placas de circulación del estado de Missouri, Estados Unidos, mismo que era conducido por el señor Guillermo, de 54 años y le acompañaba su hija Ana María, de 27 años, ambos con domicilio en el municipio de San Francisco de los Romo.
Debido al fuerte impacto, el tráiler se llevó arrastrando varios metros el coche Nissan Sentra hasta que ambos detuvieron la marcha, sin que ninguna persona resultara lesionada.
Al lugar del accidente se trasladaron agentes del Grupo Homicidios de la PDI, el agente del Ministerio Público de Hospitales y personal de la Dirección de Investigación Pericial, quien se encargó del levantamiento de los tres cadáveres, mismos que fueron trasladados al Semefo donde quedaron depositados en calidad de desconocidos.