La muerte se ensañó con una familia y cinco de sus integrantes murieron calcinados al registrarse un incendio en su vivienda, ubicada en el fraccionamiento J. Guadalupe Peralta.
La tragedia ocurrió el pasado martes a las 04:30 horas, en una casa situada en la calle Salvador Ramírez Martín del Campo, casi esquina con la calle Isabel Jiménez Díaz, en el fraccionamiento J. Guadalupe Peralta.
Las víctimas del incendio, quienes quedaron atrapadas en el fuego, fueron la señora Ana Lucía, de 50 años; sus hijos Jimena, de 15 años, y David, de 22 años; además de la esposa de este último, identificada como América Guadalupe, de 20 años, y la hija de ambos, una bebé de apenas 4 meses de nacida.
Fueron los mismos vecinos quienes alertaron a los servicios de emergencia sobre el incendio, lo que propició la rápida intervención de Bomberos Municipales de Aguascalientes y policías preventivos del Destacamento «Morelos», además de personal de Protección Civil Municipal.
Al llegar, se percataron de que la planta baja, acondicionada como taller mecánico, estaba completamente en llamas. Debido a que el barandal estaba atorado, no pudieron ingresar rápidamente.
Mediante una escalera, lograron acceder a la planta alta donde los Bomberos Municipales iniciaron de inmediato las maniobras para controlar y sofocar el fuego, lo cual lograron después de 25 minutos.
Sin embargo, al comenzar a revisar el lugar, encontraron en diferentes habitaciones los cadáveres de las cinco personas. Se presume que, por las posiciones en que se encontraban las víctimas, intentaron protegerse de las llamas, pero al final se intoxicaron por el monóxido de carbono, lo que les causó la muerte.
Se informó que el esposo de la señora Ana Lucía y padre de David y Jimena, quien es mecánico, actualmente se encuentra internado en el HGZ No. 2 del IMSS, tras haber sufrido un accidente tipo atropello hace poco más de un mes, y está en delicado estado de salud.
Al lugar de la tragedia acudieron agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales de la FGE, quien certificó la muerte de las cinco personas.