Un niño de 9 años se enojó porque sus papás no le permitieron salir a jugar a la calle con sus amigos y minutos después lo encontraron ahorcado.
El suicidio se escenificó en una vivienda ubicada en la calle Guanajuato de la colonia Coplamar, en el municipio de Cosío.
Fue a las 20:00 horas cuando se recibió el reporte al número de emergencias 911 y hasta el lugar de los hechos acudieron policías preventivos de Cosío y policías estatales, además de una ambulancia del ISSEA.
Cuando llegaron el menor ya había sido descolgado por sus familiares, pero cuando los paramédicos se dispusieron a brindar los primeros auxilios, confirmaron que ya había fallecido.
Se estableció que a las 19:00 horas, el ahora occiso discutió con su mamá porque le fue negado el permiso para salir a jugar a la calle con sus amigos. Debido a ello se dirigió al patio, situación a la cual sus familiares no le dieron importancia.
Sin embargo, minutos después, al no escuchar ningún ruido, fueron a buscarlo y en ese momento lo encontraron colgado con un lazo alrededor del cuello.
Aunque de inmediato lo descolgaron y trataron de reanimarlo, al notar que no reaccionaba, decidieron llamar a los servicios de emergencia para reportar lo ocurrido.
Al lugar del suicidio se presentaron más tarde los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, el personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales de la FGE.