Para evitar cualquier colapso o clausura por parte de la autoridad sanitaria, el Rastro Municipal de Aguascalientes requiere una inversión de ocho millones de pesos aproximadamente, para transformarlo y asegurar a la Cofepris una operación inocua y salubre de los cientos de animales que se sacrifican diariamente para consumo humano o para su industrialización, anunció su director, Raúl Ramírez Franco.

Ante la mirada de las autoridades federal y estatal en cada uno de los rastros públicos que operan en el estado, el funcionario capitalino adelantó que para el próximo mes de marzo del 2018 se prevé que concluya el proceso de transformación de esta infraestructura, la cual acusa muchos deterioros mismos que ya se comenzaron a subsanar.

A lo largo de este año, la Cofepris ha realizado siete visitas a este Rastro capitalino, y en una de ellas se generó una infracción por 70 mil pesos por las irregularidades encontradas, la cual se logró que la condonaran para poder solventar las observaciones en el mejoramiento de infraestructura física.

En los últimos 20 años, el Rastro capitalino no había recibido inversiones para su mejoramiento, motivo por el cual la herramienta y la infraestructura se encontraban en pésimas condiciones. Se ha cambiado el piso para facilitar la higiene, se pintaron muros y se adquirieron diversas herramientas para acabar con la contaminación dentro de los productos cárnicos.

Hasta ahora se han ejercido 2.8 millones de pesos, de los cuales una cantidad de 650 mil pesos se ha destinado para mejorar las puertas de las cámaras con determinado grosor, de acero inoxidable; extractores de esfera mecánicos, no eléctricos, que se pondrán arriba de las líneas de trabajo y proceso; cortinas de aire en todos los accesos de los andenes de carga y de matanza, entre otros.

La limpieza se ataca en todo el Rastro, y se ha creado una bitácora para llevar un control estricto, procesos de fumigación y combate de las enfermedades que pudieran portar los animales desde los establos como el clembuterol, tuberculosis, entre otros. Ahí laboran cuatro médicos veterinarios que se encuentran atentos del acceso del ganado.

Se espera la visita de la Cofepris en este mes de noviembre, a quien se le ofrecerán avances sobre las observaciones presentadas hace algunas semanas, aunque todavía falta mucho por hacer aquí, motivo por el cual habrá que esperar a la aplicación del Presupuesto 2018, donde se espera que se aprueben más de 5 millones de pesos para continuar las labores de transformación general del Rastro.