Una de las series más cerradas de esta primera ronda de playoffs en la NBA, es la de New York Knicks contra Atlanta Hawks, debido a que son el cuarto y quinto mejor de la Conferencia Este, y en su primer juego de la serie, ambos equipos no defraudaron y ofrecieron un gran partido en el Madison Square.
En los primeros minutos, el conjunto de Atlanta había tomado la iniciativa y logró generar una ventaja de 8 puntos al término del primer cuarto, pero en el segundo cuarto, la dupla de Derrick Rose y RJ Barret consiguió recortar la distancia con algunas jugadas de fantasía.
Con el estado anímico a su favor, el conjunto de la gran manzana logró remontar el marcador al iniciar la segunda mitad, pero los Hawks no se daban por vencidos y conseguían mantenerse al margen de los locales, a pesar de la buena ofensiva de Knicks.
En el cuarto periodo el partido se tornó de ida y vuelta, por momentos Atlanta lideraba el marcador, y por momentos lo hacía Nueva York, al grado de llegar a un empate a 105 puntos a falta de solo 15 segundos, solo que los visitantes tuvieron la posesión.
En la última jugada, Trae Young comandaba la jugada por el centro del campo, y después de que su equipo abriera muchos espacios, la joven estrella de Hawks se dio confianza y entró a la pintura para después anotar con una ‘volada’ y poner el marcador 105-107, mandando a callar al Madison Square por la constante presión sobre el número 11.
Sin respuesta clara de los Knicks, el partido no se fue a tiempo extra y los Hawks ganaron este primer encuentro de la serie, siendo figura el joven Trae Young con sus 32 puntos y 10 asistencias, recordando que este fue su debut en playoffs de la NBA, a pesar de llevar tres años en la liga.
El segundo partido de esta serie se jugará el próximo miércoles 26 de mayo a partir de las 18:30 horas.