Sarah Jiménez Flores
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-¿Sabías que más allá de las capacidades competitivas y laborales, la causa principal de discapacidad laboral en la actualidad son la depresión y ansiedad? Esto se combina con los cambios que sufre el mundo, probablemente entrando a una quinta época histórica.

«En realidad son los cambios internos de las personas, eso está cambiando, lo que cambia en las épocas históricas es cómo percibimos el mundo, primero porque es un mundo que vemos llenos de límites», menciona José Antonio Lozano Diez, Presidente de la Junta de Gobierno de la Universidad Panamericana.

Esto es a lo que se le llama decadencia, lo que provoca que la sociedad cambie la forma de la concepción del tiempo y del espacio, por lo que sentimos que los años se pasan cada vez más rápidos, sobre todo cuando existe la saturación de información.

«Esos impactos que tenemos empiezan a saturar nuestra capacidad de sentir y percibir, para que una persona perciba el paso del tiempo necesita referentes, (…) Marcan los espacios temporales que hay, pero si estoy saturado de información pierdo la capacidad de sensibilidad y el tiempo se me empieza a escapar, veo el tiempo distinto aunque tengamos vidas largas se nos hacen cortas», explica el experto.

La pandemia del Covid-19 provocó que la sociedad cambiara del momento VICA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo) a uno nuevo llamado FANI, siglas de Fragilidad, Ansiedad, No Linealidad e Incomprensibilidad.

«Resulta que ya para muchos intelectuales alrededor del mundo, estamos empezando a vivir no una época de cambios, son tan profundos que estamos verdaderamente cambiando de época histórica, esta generación nuestra es cambio de época histórica», agrega.

Ante los cambios, entra la sociedad decadente, la cual se vuelve víctima de sus propios éxitos, marcando el final de una época para comenzar otra, pero en desajuste, con una sociedad infeliz que no encuentra el sentido de sus vidas.

«La decadencia es estancamiento económico, deterioro institucional, agotamiento cultural e intelectual en un elevado grado de prosperidad material y de desarrollo tecnológico; la repetición es más corriente que la innovación, está estancada la sociedad decadente», menciona Lozano Diez.

También agrega que es la época donde se visualiza el mayor número de adicciones, donde entra la digital, aquella que provoca que la persona esté envuelta en la tecnología, las redes sociales y la pérdida de tiempo, causando incluso aburrimiento en la sociedad.

Esta decadencia da paso a la futurofobia, la generación actual se encuentra atrapada entre la nostalgia y el apocalipsis, intentando parar o hacer que tarden en llegar los cambios en la sociedad.

«Lo peor que puede pasar en la vida es la desesperanza; la esperanza y la paciencia son dos de las virtudes más ausentes», concluye el experto, quien además recomienda cuatro pasos para superar la futurofobia.

4 formas de superar la futurofobia

– La vida es una película y tiene varias escenas, teniendo nuevos capítulos, por lo que la sociedad deberá tener la capacidad de ver las oportunidades y trabajar por ellas.

– Las adversidades son regalos, superar una de ellas es aumentar la capacidad de ser felices; las personas que han pasado momentos difíciles tienen un incremento en la capacidad de goce que aquellas que lo han tenido fácil o incluso la vida aburrida.

– Tomar en cuenta la paz interior, buscando momentos para reflexionar lo que hacemos y por qué lo hacemos, buscar el sentido de tu vida y el propósito de cada uno.

– Tener en cuenta que la vida tiene grandes sorpresas que esperan a cada individuo, algo por lo que vale la pena vivir.