Trabajo integral y en equipo es clave

Cecilia de Santos Velasco
El Heraldo

En la conmemoración del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, el Congreso del Estado de Aguascalientes mantiene en un estatus pendiente la iniciativa para expedir la primera Ley de Salud Mental para el Estado de Aguascalientes, presentada por la diputada Verónica Romo Sánchez, representante del PRI, a fin de garantizar que este servicio se preste de modo adecuado en los ámbitos público y privado.
De acuerdo con el INEGI, en el 2021 sucedieron 8 mil 351 fallecimientos por lesiones auto infligidas en el país, lo que representa una tasa de suicidio de 6.5 por cada 100 mil habitantes. En Aguascalientes, la tasa fue de 18.4%, en ese año, ubicándose dentro del grupo de siete estados con los mayores niveles de autoinmolaciones.
Francisco Pedroza, director de Salud Mental y Adicciones del ISSEA, señaló que la ocurrencia de un suicidio es multifactorial y no es una decisión de la noche a la mañana. Explicó que es un proceso de muchos años de sufrimiento, de crisis y al no solucionar problemas se acumulan hasta hacerse una enorme carga que se agudiza al presentarse situaciones desencadenantes como un pleito en la familia, en el trabajo o con la pareja.
Por esto, el ISSEA ha trabajado este año en la estrategia de la Secretaría de Salud Federal, en el lema “Crear esperanza a través de la acción”. Agregó que del año 2000 al 2020 se tuvo una tendencia al alza y que durante largo tiempo se pensó que la psicoterapia era la solución. Hoy, se sabe que resulta más eficiente abordar el fenómeno a través de un programa integral de salud mental.
El director de Salud Mental del ISSEA dijo que la esperanza de este fenómeno es la coordinación interinstitucional y el trabajo integral para la prevención del suicidio, ya que del 2018 al 2020 aumentó en un 20% la tasa de las autoinmolaciones. Y para el 2021 disminuyó un 10% contra el 2020.

· El principal método usado por la población de Aguascalientes para cometer suicidio es el ahorcamiento, estrangulación o sofocación con el 85% de los casos.
· Le siguen el uso de arma de fuego, arrojarse a las vías del tren, la intoxicación con medicamentos u otros químicos.
La cuarta causa de muerte en personas de 15 a 29 años es el suicidio.