Un centenar de presuntos trabajadores simpatizantes de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), intentaron ayer ingresar a la planta A1 de Nissan para iniciar un paro de actividades y solicitar a la empresa les reciba un pliego de peticiones referente a acabar con las jornadas laborales de 12 horas, el pago de horas extras y la revisión de la declaración anual del ejercicio 2019.

Desde temprana hora, se apostó ese grupo de trabajadores liderados por la CATEM, cuya organización no tiene la representación legal sindical de ninguno de los empleados de Nissan Aguascalientes, y su dirigente Berenice Ruiz Sánchez aseveró que la protesta es en contra del horario laboral infrahumano y un pago de utilidades de 700 pesos, lo que resulta una burla.

Además están despidiendo a los trabajadores que buscan la libertad sindical y por esa razón CATEM busca por la vía legal que el tribunal laboral les otorgue la representación de ese grupo de colaboradores, agregó, al tiempo de acusar  a la empresa Nissan de estar entorpeciendo el proceso legal laboral.

Ruiz Sánchez señaló que Nissan cuenta con una plantilla de 7 mil 350 trabajadores registrados ante el Seguro Social y dijo que un problema se puede convertir en social cuando las familias no reciben los recursos que les corresponden por concepto de reparto de utilidades.

Aseveró que la ley laboral establece jornadas de 48 horas a la semana, sin embargo Nissan las concentra en cuatro días con 12 horas diarias, lo cual está prohibido, el formato oficial es de 8 horas con tres horas extras en un máximo de tres dias.

Berenice Ruiz acusó que el actual Sindicato de Trabajadores perteneciente a la CTM de Nissan es un departamento más de la empresa, no está representando apropiadamente a los empleados, esa organización recibe 1.5 millones de pesos mensuales de cuotas sindicales.

Al aclarar que este movimiento fue organizado por los propios trabajadores inconformes, no por la CATEM, la dirigente local de esta confederación dijo que este personal ya no aguanta esas condiciones de trabajo y solo se quiere que la empresa los escuche en sus peticiones.

¡Participa con tu opinión!