DCIM100MEDIADJI_0010.JPG

Para la actualización del Programa en Materia de Infraestructura y Medio Ambiente, la Coordinación General de Planeación y Proyectos realiza un balance de la operación de las plantas tratadoras de agua con el fin de elevar sus niveles de eficiencia, ya que, en promedio, sólo tratan el 50 por ciento de su capacidad. El reto es que el  agua tratada sea reutilizada en riego de áreas verdes y cultivos,  y no acabe en el río San Pedro.

Aguascalientes cuenta con 37 plantas tratadoras de agua que, en promedio, procesan 2,300 litros por segundo, cuando su capacidad de diseño es para 4,300 litros por segundo.

En el municipio capital, hay 12 plantas: la denominada La Ciudad, Los Arellanos, Pocitos, Cedazo, Los Sauces, La Natura, Villa de Nuestra Señora de la Asunción, Ferronales, Norias de Ojocaliente y Refugio de Peñuelas, Reencuentro, Jaltomate.

La planta con mayor capacidad es la denominada de la Ciudad, ya que trata 1,800 litros por segundo; y la que menos, Refugio de Peñuelas, que no llega ni al litro por segundo.

En Jesús María, hay cuatro plantas: la que lleva su mismo nombre, con capacidad de tratar 38 litros por segundo; Lomita de Paso Blanco, con 13 litros; PIVA Parque industrial del Valle de Aguascalientes, cinco litros; Tapias Viejas, un litro.

En Rincón de Romos, también hay cuatro plantas: la de la cabecera municipal, que trata 72 litros por segundo; la de Pabellón de Hidalgo, 6 litros; San Jacinto, 4 litros; San Juan de la Natura, 3 litros.

En Asientos: la del mismo nombre trata 14 litros por segundo; la de Villa Juárez, 16 litros; Ciénaga Grande, 4 litros; la de Jilotepec no llega ni al litro.

En Calvillo, hay tres: la que lleva su nombre trata 67 litros por segundo; Salitre, 2 litros; Cerro Blanco, ni medio litro.

Cosío, dos: una trata 11 litros y la Sur, 3 litros por segundo.

En El Llano, hay dos: la de Palo Alto, con 12 litros, y Lomas de Refugio, con medio litro.

En Pabellón de Arteaga, la que lleva su nombre trata 116 litros y la Emiliano Zapata, 11 litros.

San José de Gracia cuenta con dos plantas: la que lleva su nombre trata 14 litros y la de Paredes/San Antonio de los Ríos, 6 litros por segundo.

La planta de San Francisco de los Romo procesa 65 litros; la de Tepezalá, 4 litros.

El Inagua, por su parte, deberá medir el agua tratada que se destina al riego de áreas verdes y en zonas de cultivo para establecer metas; también, el volumen tratado que no se usa y se descarga en el río San Pedro.

Adicionalmente, el Instituto debe llevar un registro del volumen de agua tratada que se vende al mes y en cuánto; además de promover el precio por metro cúbico a través de red y por pipa, acorde a las cifras que, sobre este rubro, están en la Ley de Ingresos del Estado.