Gabriel Talavera
Agencia Reforma

Tras dos meses de confinamiento por la pandemia de coronavirus, llegó el momento de regresar a laborar en empresas y negocios, y ante el riesgo de contagio se debe contemplar equipo de protección personal a los empleado para prevenir y evitar sanciones, señalaron expertos.

Además de un kit básico de seguridad individual, la capacitación a los trabajadores es parte de los protocolos sanitarios exigidos a empresas por la autoridad, comentaron los consultores en seguridad Sergio Estavillo Ortiz y Omar Vázquez Alanis

“Preparar bien a la gente en la prevención y uso de equipo de protección personal, eso es lo importante para esta parte de la reapertura”, indicó Estavillo.

Vázquez destacó que el equipo básico de protección personal para prevenir contagios depende del nivel de riesgo de cada empleado y contacto que tengan con otras personas, y debe cubrir boca, nariz y ojos.

Se debe contemplar accesorios para protección respiratoria con mascarillas o cubrebocas, según la necesidad, así como la parte ocular con goggles o caretas

“Hay mascarillas desde la más sencilla hasta la N95 para el sector salud o la industrial antipolvos KN 95, o cubrebocas normal de tela SMS, que es no tejida de polipropileno, eso ayuda mucho”, destacó.

Si hay contacto ocasional, indicó, con el cubrebocas es suficiente, pero si atiende al público se debe agregar protección ocular con goggles, mica o barrera de acrílico o cristal.

Un equipo de protección individualizada va desde el cubrebocas básico al especializado, así como los goggles, caretas, y hasta el overol, señaló.

Estavillo y Vázquez son especialistas de la empresa Equipo y Entrenamiento en seguridad, Safety Training Equipment (STE), pos sus siglas en inglés.

Destacaron que dentro del plan de contingencia la Secretaria de Salud pide a las empresa un protocolo de seguridad sanitario.

“No atender recomendaciones generaría un contagio que pone en riego la salud de todos, así como sanciones que llegarían hasta el cierre de la empresa”, advirtió Estavillo.

Estudios del Consejo Nacional de Seguridad de Estados Unidos, añadió, sostienen que la seguridad no es gasto sino inversión, porque por cada dólar invertido se evita perder entre cuatro y seis.

“Es importante prevenir, seguir las recomendaciones y si se puede sobrepasarlas un poco y evitar consecuencias como multas enfermedades, accidentes y hasta cierres”, expresó.

No se debe olvidar el equipo de control de ingeniería como barreras, mamparas de acrílico o vidrio, tapetes o charolas sanitizantes, sanitización de las áreas con aspersores y productos de limpieza aprobados para combatir el coronavirus.