La vacuna contra el COVID que se suministrará a niños de 5 a 11 años es totalmente segura y sus beneficios superan por mucho los efectos adversos que pudieran producirse entre la población, destacó el médico infectólogo, Francisco Márquez Díaz.

El especialista reconoció que hay una cultura antivacuna que lamentablemente está difundiendo en redes sociales una serie de videos un tanto dudosos en cuanto a su originalidad respecto a las inmunizaciones, por lo que pidió a la población en general hacer caso omiso de tales videos falsos que únicamente desorientan en relación a la seguridad de la vacuna.

Señaló que la vacuna a aplicar a los niños de 5 a 11 años es del Laboratorio Pfizer y se manejan dosis diferentes para los niños más pequeños que van de 0.2 mililitros que brindan una protección eficaz del 91% y reduce en un 91% la probabilidad de síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C), por lo que los padres de familia deben estar tranquilos ya que la estrategia que tiene el país es adecuada y apegada a las recomendaciones internacionales. “Recordamos nuevamente que estamos ante una emergencia mundial y las acciones que se están tomando tienen un sustento académico y científico que le puede brindar confianza”.

Apuntó que los beneficios siempre van a superar a los riesgos, al enfatizar que en el caso de los menores de 16 años había riesgos de miocarditis, es decir de inflación del músculo del corazón, aunque en la realidad la frecuencia nuevamente es baja, tal y como ocurre con otras vacunas, como la del sarampión que puede provocar encefalitis por vacunarse.

Indicó que en el caso de las vacunas contra el COVID, los eventos adversos son muy esporádicos, recordando que en el caso de los adultos inmunizados en el país, solamente entre el 0.1 y el 0.2% han experimentado eventos adversos, es decir ni siquiera la mitad de la unidad.

Por lo anterior, exhortó a los padres de familia a llevar a vacunar contra el COVID a sus niños entre 5 a 11 años, dado que en la actualidad este sector es el más vulnerable y el hecho de inmunizarse, también limita la generación de nuevas variantes del virus y se evita que se presenten más oleajes de coronavirus. “Entre mejor protegidos estemos, menos mutaciones, menos oleajes y menos necesidad de restricciones”.

¡Participa con tu opinión!