El líder de los industriales de la masa y la tortilla en el estado, Héctor Pérez Santillán, dijo que no está descartado un aumento en el precio para finalizar el año. Externó que ello dependerá de los incrementos que se den en los insumos, situación que ha sido una constante en lo que va del año.
Agregó que por el momento, el precio se ha mantenido estable en un promedio de entre a 17 y 20 pesos, al público viendo reducido su margen de ganancia ante el encarecimiento de insumos utilizados como harina y maíz, además de las altas tarifas de luz, agua y gas. Lo anterior ha implicado que los mismos productores tengan que solventar los encarecimientos registrados, sin embargo, llegará el momento en el cual la situación lamentablemente no se pueda soportar siendo obligados a finalmente encarecer el precio del kilogramo de tortilla.
Refirió que los industriales enfrentan una situación económica complicada, incluso ya no es costeable por todas las alzas que sufren durante el año. Prueba de la crisis es que una veintena de comercios han bajado cortinas.

Así lo dijo:
“Ahorita no se ha movido nada, el precio está entre los 17 y 20 pesos, pero insisto en que si a nosotros se nos aumenta tenemos que cargarlo al consumidor pues no nos queda de otra”, concluyó.
Héctor Pérez Santillán. Industria de la Masa y la Tortilla.

¡Participa con tu opinión!