Charlene Domínguez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) pretende imponer un tope de 0.57 por ciento a las comisiones que podrán cobrar las Afores a partir de 2022, confirmaron fuentes allegadas al tema.
Esto porque en la última sesión de la Junta de Gobierno de la Consar se informó que el cobro en materia de comisiones en Chile era de 0.50 por ciento, en Colombia de 0.55 por ciento y en Estados Unidos de 0.65 por ciento.
Este año, la comisión promedio que cobran las 10 Afores es de 0.80 por ciento, una reducción de 11.5 puntos base respecto a 2020.
La reforma indica que a partir de 2022, las comisiones que cobren las Afores en el País estarán sujetas a un máximo que resultará del promedio aritmético de los cobros en materia de comisiones en los sistemas de contribución definida de Estados Unidos, Colombia y Chile.
Esta imposición de un tope a las comisiones de las Afores revive las alertas de diversos expertos y actores del mercado, pues significaría la desaparición de algunas Afores privadas que actualmente operan en el País, desincentivaría los procesos de inversión y afectaría la competencia.
Para calcular el tope a las comisiones que podrán cobrar las Afores a partir del próximo año, la nueva administración de la Consar modificó la fórmula para establecerlo, pese a que la metodología ya se había publicado en el Diario Oficial en mayo pasado.
Consar estableció que anualmente se revisarán los cobros en materia de comisiones en EU, Colombia y Chile, con los datos disponibles hasta el cierre de septiembre.
Con base en dicha información, la Junta de Gobierno de la Consar dará a conocer a más tardar el último día hábil de octubre de cada año el máximo de las comisiones que podrán cobrar las Afores el año siguiente.
Este tope al cobro de comisiones de las Afores emana de la aprobación de la reforma a Ley del Seguro Social y la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, en diciembre de 2020, la cual entró en vigor el 1 de enero de 2021.
El cambio, no fue bien recibido por las Afores, ya que afecta su modelo de negocios, señaló Amafore, asociación que representa al gremio en el País.
«Sí afecta; no solo los costos regulatorios de la industria, sino el modelo de negocios de las administradoras, quienes llevan planeando un año completo con una metodología distinta, y ésta requiere certeza jurídica, particularmente cuando se trata de una parte del sector financiero que realiza todos sus procesos con una visión de largo plazo», expuso el organismo en un comentario enviado a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria.