José de Jesús López de Lara

Una espantosa muerte encontró un hombre que acudió a comprar silo a un rancho ubicado en el poblado Salto de los Salado, pero accidentalmente el producto le cayó encima y quedó sepultado bajo varias toneladas.
Aunque lograron rescatarlo vivo y se realizaron las maniobras necesarias para salvarle la existencia, al final no fue posible ya que cayó en paro cardio respiratorio y minutos después fue declarado clínicamente muerto.
El trágico accidente se registró el lunes a las 10:49 de la mañana, en el interior del rancho “La Salada”, que se ubica en la carretera estatal No. 42, a la altura del poblado Salto de los Salado, perteneciente al municipio de Aguascalientes.
Hasta ese lugar acudieron policías estatales, paramédicos del Grupo de Operaciones Aéreas de la SSPM de Aguascalientes, Bomberos Municipales y una ambulancia del ISSEA, tras recibir el reporte de que una persona había quedado sepultada por varias toneladas de silo.
Cuando llegaron policías estatales se percataron que varios trabajadores estaban intentando rescatar a la víctima que fue identificada como Antonio, de 45 años.
Luego de algunos minutos, el hombre fue extraído del silo que lo había aplastado, arribando en ese momento los paramédicos del Grupo de Operaciones Aéreas de la Policía Preventiva de Aguascalientes, quienes al percatarse que la víctima aún se encontraba viva, procedieron a brindarle la atención pre hospitalaria.
De igual forma acudieron Bomberos Municipales de Aguascalientes y paramédicos en la ambulancia ECO-431 del ISSEA, quienes apoyaron en las maniobras de RCP para intentar salvarle la vida al paciente, pero eso no fue posible ya que murió momentos después.
De acuerdo a la versión del propietario del rancho, minutos antes el ahora occiso arribó en una camioneta para comprar silo, pero cuando se aproximó para examinar el producto, accidentalmente varias toneladas le cayeron encima y quedó sepultado.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, acudieron al lugar de los hechos los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales de la PDI.