Con la temporada de lluvias y huracanes del 15 de mayo al 30 de noviembre de 2021, con 40 fenómenos en los océanos Atlántico y Pacífico, la Coordinación de Protección Civil Municipal hizo un llamado a la ciudadanía a abstenerse a tirar basura en los drenajes o en las calles que terminan invariablemente en los caimanes, convirtiéndose en zonas de inundación y en afectación humana.

Eduardo Muñoz de León, coordinador de Proteccion Civil, aseveró que los caimanes son desazolvados antes de la caída de las primeras lluvias y después de las mismas, y tan sólo del caso del caimán de Expoplaza del paso a desnivel se extrae más de media tonelada de desechos en cada precipitación pluvial, y esa problemática responde a la falta de colaboración ciudadana.

Aseveró que de ese caimán y de muchos se extraen bolsas negras cerradas repletas de basura, “no se comprende cómo llegan al interior de las redes de alcantarillado y la única contestación es la falta de cultura de cuidado y de prevención social”.

“La petición es que la gente barra sus banquetas, porque la basura que corre con la lluvia es la que genera contratiempos y luego las casas habitación se inundan y ahí la sociedad debe comenzar a tener cuidado y revisar los registros internos de la alcantarilla, asegurarse que no estén tapados, ahí no debe tirarse comida ni papel sanitario en el excusado”.

Comentó que es muy común que las viviendas que se inundan durante la temporada de lluvias debido a que el agua se salió por los sanitarios o las alcantarillas, y se relaciona con que usan el drenaje como basurero y ellos mismos provocan que se tapen y en consecuencia con una tormenta sucede que el agua sucia se regresa al interior de los hogares.

De igual modo, es importante que la gente no se pare debajo de los árboles cuando llueve para evitar los rayos, porque pueden caer y sufrir una descarga eléctrica. Si ven que lloverá lo mejor es no salir de los domicilios y que los vehículos no los metan en zonas que conocen que se inundan, eso es responsabilidad de cada ser humano.

“Es crucial que la gente respete las indicaciones de las autoridades competentes porque se dictan para el cuidado de todos y que no haya afectaciones a la vida humana”, puntualizó.