Ahogado en sus propias penas, una persona de 39 años de edad puso fin a su existencia al interior de su último domicilio, ubicado en la colonia Insurgentes. La mamá del difunto fue quien realizó el macabro hallazgo cuando después de llamarlo por varias ocasiones decidió buscarlo en su habitación.
Elementos de la Policía Municipal, atendieron el reporte de auxilio en el que solicitaban su intervención, luego de que aparentemente una persona se había quitado la vida. De manera inmediata, los oficiales y paramédicos de la Cruz Roja Mexicana se trasladaron al domicilio ubicado sobre la calle Fortunato Maycotte, en donde al ingresar fueron notificados por una mujer quien dijo ser la mamá del ahora difunto, que había encontrado a su vástago atado con un lazo al cuello y el otro extremo a una vigueta.
La persona de sexo masculino al ser valorada, lamentablemente ya no contaba con signos vitales, por lo que finalmente se dio parte a las autoridades del Servicio Médico Forense, quienes se encargaron del levantamiento del cadáver. El sujeto de esta nueva tragedia, respondía al nombre de Fernando.