La muerte del hombre encontrado en avanzado estado de descomposición en un domicilio del fraccionamiento Cumbres III fue determinada como un suicidio. Tras las investigaciones realizadas por el Grupo Homicidios de la PDI y los estudios forenses de la Dirección de Investigación Pericial de la FGE, se concluyó que Rubén, de 40 años, falleció por suicidio.
El hallazgo ocurrió el pasado lunes a las 00:33 horas, cuando Juan, hermano del ahora occiso, fue a buscarlo a su domicilio ubicado en la calle 36 Poniente, entre las calles Rafael Preciado Hernández y Miguel Ángel Conchelo Dávila, en el fraccionamiento Cumbres III. Juan no había visto a Rubén desde hacía varios días. Al entrar, lo encontró tirado en el suelo de su habitación, con sangre en la cabeza y en un avanzado estado de descomposición.
Al lugar acudieron policías preventivos del Destacamento “Terán Norte” y la ambulancia UE-54 de la Coordinación Municipal de Protección Civil. Se determinó que la causa de la muerte de Rubén fue suicidio por ahorcamiento. El golpe en la cabeza se produjo cuando el lazo que usó para colgarse del cuello no soportó su peso y se rompió, causando su caída al suelo.