Una impresionante movilización policiaca se registró el lunes por la mañana en el poblado de Norias de Paso Hondo, luego de que ocho internos escaparon de un anexo para drogadictos en el que estaban internados y uno de ellos ingresó a una vivienda donde tomó como rehenes a integrantes de una familia.
Tras la rápida respuesta de parte de policías preventivos de Aguascalientes del Grupo de Operaciones Especiales (GOPES), se logró la recaptura de todos los sospechosos y además se liberaron sanos y salvos a las víctimas.
Todo se originó cuando empleados de un centro de rehabilitación ubicado en el poblado de Norias de Paso Hondo, reportaron al C-4 Municipal que ocho pacientes habían escapado de ese lugar y al momento de que intentaron recapturarlos, ingresaron a varias viviendas donde se escondieron.
Al lugar de los hechos acudieron policías preventivos del Destacamento “Terán Sur” y “Morelos”, además del Grupo de Operaciones Especiales.
La situación se volvió tensa, luego de que se reportó que uno de los sospechosos tenía como rehén a una familia que vive en un domicilio de la calle Alcatraz, además de que amenazaba con matarlos con un cuchillo que tomó de la cocina.
Una mujer identificada como Arely Guadalupe, de 34 años, logró salir de la vivienda y alertó a los oficiales de lo que estaba sucediendo.
Ante el riesgo que ello significaba, los policías preventivos del GOPES decidieron ingresar a la vivienda y mediante un operativo táctico, se logró someter y detener a quien fue identificado como José Guadalupe, de 43 años, el cual estaba escondido en una habitación.
Cabe destacar que el hombre que tenía el cuchillo en su poder, al momento de percatarse del ingreso de los oficiales, amenazó con suicidarse, aunque al final fue sometido y despojado del arma blanca, sin que alcanzara a provocarse algún daño.
A esta persona y los siete sujetos restantes que también fueron detenidos, se les trasladó a la Dirección de Justicia Municipal, en el Complejo de la SSPM, donde quedaron a disposición del Juez Cívico.