Al proporcionar una actualización sobre la situación de las enfermedades respiratorias en el estado durante la temporada invernal, el secretario de Salud, Rubén Galaviz Tristán, informó que, contrario a las expectativas, este tiempo ha resultado ser menos severo e incluso “benigno” en términos de impacto por la influenza, el coronavirus y el virus sincicial respiratorio, con un total de 736 casos.
De acuerdo con los datos de la Dirección de Inteligencia en Salud del estado de Aguascalientes, durante diciembre de 2023 a febrero de 2024, se registró una disminución notable en los casos y hospitalizaciones por COVID-19 e influenza. En particular, desde el inicio de 2024, no se han reportado defunciones a causa de estas enfermedades.
Sobre la incidencia del COVID-19 en Aguascalientes durante los meses invernales, se ha presentado un panorama alentador. En diciembre de 2023, se reportaron 37 casos de COVID-19 con 17 hospitalizaciones y 6 defunciones. Para enero de 2024, hubo un incremento a 78 casos y 27 hospitalizaciones, pero una notable disminución a 1 defunción. Febrero de 2024 mostró 112 casos, 33 hospitalizaciones y 2 defunciones.
Según las estadísticas, el virus sincicial respiratorio (VSR) también mostró un descenso, pasando de 103 casos en diciembre a 39 en enero y solo 9 en febrero. Fue el que presentó el mayor número de hospitalizaciones con 135, pero no representó una preocupación mayor en la ocupación hospitalaria en general, abarcando instituciones como el IMSS, el ISSSTE y los hospitales estatales.
En diciembre, los casos de influenza ascendieron a 132, con 43 hospitalizaciones y 11 defunciones. En enero, los casos aumentaron a 174, con un leve incremento en las hospitalizaciones a 73, pero con una reducción en las defunciones a 10. Para febrero, se registró una disminución a 52 casos y 18 hospitalizaciones, con 3 defunciones.
Esta tendencia favorable se diferencia marcadamente de las temporadas de 2021 y 2022, donde la ocupación hospitalaria fue un desafío mayor.