Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- A pesar de que el Inegi revisó ayer al alza el crecimiento del PIB registrado en el primer trimestre respecto al previo, de un 0.44 por ciento preliminar a 0.76 por ciento, el camino luce aún largo para la recuperación total de la pandemia.

Ejercicios de Grupo REFORMA y Grupo Financiero Base estimaron que ésta podría tardar entre un año y medio y hasta cuatro años, pese a que el dato publicado ayer imprimió optimismo a funcionarios y analistas privados.

“Yo en lo personal, creo que vamos a crecer alrededor de 5.5 por ciento; me parece que es un pronóstico conservador”, señaló Gerardo Esquivel, subgobernador del Banxico, al participar en el podcast Norte Económico, de Grupo Financiero Banorte.

Paralelamente, el banco de inversión Barclays ajustó su pronóstico para todo el año a un 6 por ciento, desde un 5 por ciento previo, proyección que compartía con el FMI para la economía mexicana.

Pero para Grupo Financiero Base, un crecimiento del PIB de 6 por ciento corresponde a un escenario “optimista”.

En él, y asumiendo que la economía aumentara 2 por ciento en los años posteriores, la recuperación completa del PIB de los efectos de la pandemia se alcanzaría hasta el 2023, proyectó.

“(Y) en términos per cápita la recuperación se daría hasta el 2026”, anotó en un análisis, suponiendo una tasa de crecimiento poblacional de 1 por ciento.

En base a la serie trimestral desestacionalizada del PIB del Inegi, y en pesos constantes, Grupo REFORMA realizó un ejercicio sobre en qué momento llegaría el PIB a alcanzar sus niveles prepandémicos de mantener una tasa constante como la reportada ayer para el primer trimestre, de 0.76 por ciento, que implicaría un crecimiento de 5.43 por ciento para todo el 2021, en línea con la estimación de Esquivel.

El resultado fue que el PIB del cuarto trimestre del 2019, antes de los primeros golpes del Covid, se superaría hasta el tercer trimestre del 2022, mientras que el máximo histórico para un trimestre, alcanzado en el tercero del 2018, se recuperaría hasta el último cuarto del próximo año.

Para Grupo Financiero Base, en su escenario “central”, el PIB crecería 5 por ciento en todo el 2021 y 1.5 por ciento en años posteriores, con lo que la economía terminaría su recuperación en el 2024.

En su escenario “pesimista”, de un alza de 4 por ciento en el 2021 y de 1.5 por ciento en los siguientes años, el remedio al PIB total habría que esperarlo hasta el 2025.

En el 2020 el descalabro de la economía fue un histórico de 8.53 por ciento.

Por sectores del PIB, durante el primer trimestre del 2021, respecto al previo, el reporte del Inegi de ayer señaló que la industria -compuesta por manufacturas, construcción, minería y servicios públicos- creció 0.46 por ciento.

“Cabe recordar el importante impacto de los apagones y falta de gas natural en febrero ante efectos climáticos adversos. En específico, los servicios públicos reflejaron esto directamente y las manufacturas lo resintieron más indirectamente”, anotó Grupo Financiero Banorte.

Los servicios, incluido el comercio, crecieron en 0.88 por ciento, y el sector primario, actividades agropecuarias y pesca, lo hizo en 0.66 por ciento.