El dominio que han tenido los Patriots en la División Este de la Conferencia Americana en los últimos años ha sido total, pero con la partida de Tom Brady más muchas ausencias New England ha caído al tercer lugar de la división tras seis semanas de actividad. Los Bills lideran con marca de 4-2 mientras que los sorprendentes Dolphins van en segundo con marca de 3-3; con la posibilidad aún de pelear por la división Miami ha decidido darle la titularidad al novato Tua Tagovailoa por encima de Ryan Fitzpatrick que si bien no es lo mejor de la NFL había tenido un buen arranque de campaña.
Tagovailoa jugó unos minutos el fin de semana pasada y es uno de los jugadores más interesantes que fueron elegidos este año en el draft de la NFL. El mariscal de campo zurdo solamente jugó tres años en el futbol americano colegial todos con Alabama. Su mejor año fue en el 2018 cuando jugó 15 partidos logrando 3,966 yardas, 43 pases de anotación y tan sólo 6 intercepciones. Para el 2019 se esperaban grandes cosas de él, pero una lesión en la cadera lo dejó fuera de la temporada y casi estuvo a punto de perder la posibilidad de volver a estar en un emparrillado. Sus números ese año también fueron impresionantes con 2,840 yardas, 33 pases de anotación y 3 intercepciones en tan sólo 9 partidos disputados.
Tras una recuperación impresionante los Dolphins lo seleccionaron en el draft con la esperanza de que sea su líder a futuro para la posición de QB. Tua es un extraordinario jugador con movilidad de piernas, fuerza en el brazo y precisión en los pases que lo hacen ser un mariscal completo. Sin embargo, es bien sabido que el cambio del colegial a la NFL es el más complicado para los mariscales de campo por lo que será una buena prueba para él tomar las riendas de la ofensiva a casi mitad del calendario con marca de 3-3. Esta decisión es osada por parte de Miami, pero también muestra un hambre de querer competir por playoffs este año con una defensa que ha respondido y sangre nueva que quiere poner su nombre en el mapa de la NFL.