Alejandro Vizzuett Díaz
Agencia Reforma

CDMX.- La polémica entre Enrique Guzmán y su nieta, Frida Sofía, tomó tintes jurídicos, pues el cantante publicó un comunicado donde expuso que ya inició un proceso legal contra ella.
El movimiento ocurrió días después de que la hija de Alejandra Guzmán acusara al intérprete de “Tu Cabeza en mi Hombro” en una entrevista para un programa de televisión de difusión nacional de toqueteo indebido cuando ella era menor de edad.
El abogado penalista Marco López dio a conocer la acción penal de Enrique.
“Don Enrique Guzmán me ha dado instrucciones para que haga público que, el día de hoy, ha presentado una querella ante la Fiscalía de Investigación del Delito de Violencia Familiar, dependiente de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.
“La querella fue formulada contra Frida “N” y quien o quienes resulten responsables por su probable participación en hechos con apariencia de delito en agravio de don Enrique Guzmán”, se lee en el comunicado.
El patriarca de la familia Guzmán aseguró en días pasados que buscaría limpiar su nombre.
“La querella tiene por objeto que el Ministerio Público inicie una investigación para reunir indicios que lleven al esclarecimiento de los hechos, y en su caso, los datos de prueba para que, en la etapa procesal oportuna, la representación social sustente el ejercicio de la acción penal, la acusación contra la imputada y la reparación integral del daño a la víctima”, se añadió.
Frida Sofía no se ha pronunciado al respecto tras la publicación de su abuelo, aunque indicó recientemente que también buscaría acciones legales en contra del artista.