Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Con el argumento de que la contingencia sanitaria los dejó sin empleo, grupos de diversos sectores tomaron casetas de peaje en los accesos de la Ciudad de México y pidieron dinero a los automovilistas para dejarlos cruzar.
La toma de casetas ha sido tan frecuente por este motivo, que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) y la Guardia Nacional (GN) mantienen un operativo de “Prevención de Toma de Casetas de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México”.
Tan sólo ayer, se realizaron al menos cinco tomas en diversas casetas del Valle de México.
Alrededor de las 8:00 horas, a la caseta de Tlalpan, arribaron operadores y personal de transporte turístico de Morelos.
Levantaron las plumas de ambos sentidos de la Autopista México-Cuernavaca, y a los automovilistas les solicitaron 50 pesos para permitir el paso. Estuvieron en el punto más de dos horas.
“¡Caseta tomada, 50 pesos, 50 pesos!”, gritaban los que recogieron el dinero en cubetas.
“Presidente AMLO reactiva el turismo. Se oyen pasos de alguien que nunca llega”, “De Covid-19, la corrupción y la impunidad, líbranos señor”, “Reactiven el turismo, sólo queremos trabajar. Tenemos hambre”, se lee en las cartulinas que levantan, algunas de ellas con la caricatura del Presidente Andrés Manuel López Obrador.
En la caseta de Tepoztlán, un grupo de personas que dijo dedicarse a operar ferias, tomaron este punto de peaje y pidieron cooperación voluntaria a transeúntes por más de hora y media.
La ubicada en Ixtapaluca fue tomada en tres ocasiones. Las dos primeras por quienes dijeron ser estudiantes del estado de Guerrero y la tercera ocasión por quienes dijeron ser habitantes de Ixtapaluca. Acompañados de sus hijos, comerciantes y tianguistas pidieron dinero a los automovilistas.
Argumentaron que debido al confinamiento han tenido pérdidas económicas y necesitan recursos para volver a levantar sus puestos.