Manuel Alejandro Alvarez Torres
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) tomó el control administrativo de todos los contratos del ISSSTE con miras a terminar con los servicios subrogados y dejar la responsabilidad de la operación al personal del Instituto.

Sin embargo, el mismo personal del ISSSTE está acusado de provocar un grave problema de robo hormiga de medicinas y material de curación.

Por orden presidencial, personal de la SSPC inventarió condiciones de las instalaciones y del equipo médico, así como la existencia de medicamentos en las mil 127 unidades médicas del instituto en el País.

En el censo se identificó si el equipo y mobiliario pertenece al instituto o es parte de los servicios contratados a terceros durante los últimos años, confirmó personal administrativo del instituto.

Todos los contratos suscritos durante los últimos 10 años fueron revisados y la mayoría son para la prestación de análisis clínicos, banco de sangre, imagenología y radiología, que suman un gasto de alrededor de 9 mil 500 millones de pesos.

Ahora el personal de la SSPC se encargará de valorar los contratos actuales y tomar decisiones sobre los nuevos, se explicó.

En tanto, personal del Servicio de Protección Federal aplica un operativo intramuros para combatir el robo hormiga de medicinas y material de curación que, según se presumió en la revisión, podrían estar realizando trabajadores del instituto, quienes deberán asumir el control de la operación.

La intervención al ISSSTE fue anunciada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 22 de agosto y encomendó esa tarea a Rosa Icela Rodríguez, titular de la SSPC.

«De los sistemas de seguridad social es el que estaba más abandonado, más privatizado», dijo el Mandatario.

«Es como regresarlo a lo público, porque lo habían privatizado, nada más quedaba el nombre y el cascarón administrativo, porque hasta los edificios estaban privatizados, los laboratorios, todos los servicios integrales de salud, subvencionados, subcontratados. Y mucha corrupción, estaba podrido todo», agregó entonces el Mandatario.

Las fuentes consultadas indicaron que las nuevas reuniones de seguimiento al trabajo de campo de la SSPC se realizan en Palacio Nacional, a donde acuden el director del instituto, Pedro Zenteno, y otros funcionarios del área médica y administrativa.
Ven necesaria la subrogación
Octavio Gómez-Dantés, experto en Salud Pública, indicó que el ISSSTE como todas las instituciones públicas, está subfinanciado y no ha podido invertir en todo lo que se requiere para atender la demanda de servicios, por lo que frecuentemente se ve obligado a subcontratar servicios del sector privado.

Para el experto, el que el ISSSTE contrate servicios del sector privado no tiene nada de malo en sí mismo, sobre todo cuando su capacidad de respuesta como institución pública está ya muy limitada porque no hubo planeación o no ha habido los recursos suficientes para invertir en la ampliación de los servicios.

Con información de Natalia Vitela