Gerardo Olvera
Agencia Reforma

PACHUCA, Hidalgo.- Momentos de terror vivieron los clientes de una sucursal bancaria, luego de que un hombre armado con una bomba molotov, un machete y una pistola los mantuvo como rehenes al intentar asaltar el banco.
El delincuente hizo estallar el explosivo y luego se enfrentó a los agentes, provocando lesiones en cuatro de ellos, al igual que en dos de los clientes antes de ser abatido por elementos de las Policías municipal y estatal.
El incidente ocurrió cerca de las 13:00 horas de ayer, en la sucursal Citibanamex, ubicada en Avenida Francisco I. Madero, frente al Hospital General de Pachuca.
El sospechoso ingreso portando una gorra y lentes; se colocó en la entrada, donde exigió a la gente y empleados que se quedaran quietos sino haría estallar un explosivo.
Pero uniformados municipales llegaron al inmueble, localizado en los límites de las colonias Ciudad de los Niños y Céspedes.
El sospechoso, según testigos, gritaba que quería ver al Presidente Andrés Manuel López Obrador y que en caso de que no acudiera haría estallar la bomba.
Después, el sospechoso hizo estallar un artefacto.
La Avenida Madero fue cerrada desde Viaducto Rojo Gómez, y la zona fue asegurada por decenas de policías municipales y estatales.
Después de algunos minutos de negociaciones, el agresor se enfrentó con los agentes, donde cuatro resultaron lesionados, pero al final fue abatido de varios impactos de bala y cayó junto a un ventanal.
Los rehenes fueron sacados del lugar y también fueron atendidas cuatro personas por crisis nerviosa, mientras que la zona fue resguardada.
Las autoridades de la localidad investigan la identidad del atacante, y también si su intención era asaltar el banco o sólo crear un incidente de terror.