Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Tras el repunte de violencia en Morelos, el Ejército emprendió una inspección del armamento y municiones que utilizan los policías de los municipios de Cuernavaca, Jiutepec y Yautepec.
Las acciones comenzaron la mañana de ayer sábado, con base a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.
El personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) también revisaba la lista de los elementos que se encuentran inscritos en la licencia de portación colectiva de armas de fuego.
Se indicó que, de manera simultánea, integrantes de la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES) realizan una inspección de inventarios de equipos policial y de radiocomunicación en las comandancias de esas localidades.
“En tanto se desarrollan estas actividades administrativas, la Guardia Nacional destacamentada en el Estado de Morelos (Sedena, Policía Federal y CES) asumirá las funciones de seguridad pública en los municipios a inspeccionar”, refiere un comunicado del Gobierno de Morelos.
“El objetivo de estas actividades de supervisión es fortalecer a las Policías de estos municipios y ofrecer a la población fuerzas de seguridad confiable”, se añadió.
En Yautepec, se encontró el cuerpo sin vida de una joven universitaria que llevaba varios días secuestrada.
Además, el Ejército reportó que recibió denuncias ciudadanas sobre irregularidades en el actuar de uniformados en la zona conurbada de Cuernavaca.
“La coordinación con la Policía estatal es necesaria porque es el primer respondiente en caso de poner a disposición personas u objetos ante el Ministerio Público, pero la revisión de armas es facultad meramente de la Sedena”, indicó un mando castrense.