Desde marzo del año pasado han sido pocos los deportes que han podido competir con normalidad o constancia debido a las restricciones sanitarias por la pandemia. A finales del año pasado, el deporte comenzó poco a poco a prender motores con algunas disciplinas retomando torneos y competencias; para el inicio del 2021, principalmente, fueron el futbol, junto con el ciclismo, los deportes que más actividad vieron, tomando los reflectores de la afición, la cual estaba ávida por ver cualquier tipo de actividad física ante la falta de eventos el año pasado.
En las últimas fechas, Aguascalientes ha visto el regreso de uno de sus deportes más importantes desde hace muchos años, con el baloncesto resurgiendo desde sus cenizas. Y es que el deporte ráfaga fue suspendido por muchos meses debido al contacto cercano entre los jugadores; sin embargo, en recientes fechas, han sido varios los torneos que se han reactivado, permitiendo que las duelas vuelvan a tomar la importancia que tenían antes de la pandemia.
Primero fue la Liga Estatal de Baloncesto de Aguascalientes la que alzó la mano para tomar la batuta con la reapertura de competencias, después se le sumaron la Liga Milenium, con sus torneos tanto nocturnos como de fines de semana. Hace una semana, llegó el Festival Internacional de Baloncesto Gallos 2021, que se convirtió en el primer torneo nacional que se realizó en México, y, el pasado fin de semana, se sumaron tanto la Liga Junior, con niños y jóvenes regresando a la duela, como la Liga Dominical, con partidos amistosos.
Por si fuera poco, este fin de semana, vuelve la actividad profesional con el debut de las Lobas de Aguascalientes, quienes estarán de gira en las primeras jornadas de la Liga de Baloncesto Profesional Femenil para después venir a casa y volver a rugir en el Hermanos Carreón, completando un resurgir del baloncesto que llena la necesidad urgente, de una comunidad enorme, por ver y jugar partidos. Ahora, sólo faltarán las competencias que involucran a instituciones educativas, pero el baloncesto recupera terreno sobre otros deportes para volver a ser uno de los más practicados en el estado.